NOTICIAS Y CONSEJOS

Juegos tradicionales que podemos jugar con los niños en casa durante la cuarentena

Juegos tradicionales como la gallinita ciega o el escondite inglés resultan perfectos para jugar estos días en casa con los niños.

Durante estos días de confinamiento en casa debido a la crisis del coronavirus, seguro que hemos ideado actividades o juegos con los que distraer a los niños, pero también podemos recurrir a juegos tradicionales que los niños pueden jugar en casa durante la cuarentena y que tal vez incluso descubran ahora por primera vez.

Muchos juegos tradicionales como la rayuela o el saltar a la comba puede que sean algo «complicados» de jugar dentro de casa, pero lo cierto es que existen otros muchos a los que podemos recurrir y con ello, hacer que los niños se diviertan muchísimo estando en casa.

Juegos tradicionales que podemos jugar con los niños en casa durante la cuarentena

Si tienes niños pequeños en casa, es posible que alguno de estos juegos tradicionales que nosotros jugábamos de pequeños supongan toda una novedad para ellos. Veamos cuáles son los mejores para jugar en casa estos días.

Gallinita ciega

Si tienes varios hijos, podemos hacer que jueguen a este divertido juego que consiste en elegir a uno de los niños como «gallinita ciega», a quien se le tienen que vendar los ojos con un pañuelo opaco y le damos unas cuantas vueltas para que se despiste. Luego dejamos que camine hasta atrapar a uno de sus hermanos o familiar y lo identifique (procuremos que al jugar a este juego no haya nada por en medio que pueda hacer que el niño se tropiece).

Corre el anillo

Este otro juego consiste en colocar a los niños en círculo y con las manos ahuecadas. Uno de ellos tendrá un anillo o una moneda que deberá poner dentro de las manos de otro de los niños, después de hacer que lo pone en la mano de todos. Luego le preguntará a otro jugador a quien ha elegido para que guarde anillo y él debe adivinar y pasar a ser quien reparte el anillo o, si se equivoca, sufrir una penalización acordada por todos (por ejemplo quitarse un zapato).

Ponerle la cola al burro

Otro juego tradicional que podemos jugar en casa, consiste en colgar un mural en una de las paredes de casa con un burro dibujado (o cualquier otro animal), pero sin la cola. Por otro lado dibujamos la cola en un trozo de cartón o de papel grueso y el niño con los ojos vendados (y tras darle varias vueltas) deberá pegar la cola al burro donde corresponde (para hacer que se pegue podemos utilizar cinta de doble cara).

Escondite inglés

Uno de los niños se pone cara a la pared y a contar, hasta un número determinado para que de tiempo a que los demás se escondan por la casa. Una vez llegue al número acordado debe salir a buscar a los demás niños o familiares, los cuáles deben intentar salir de su escondite para llegar hasta donde el niño contó sin ser pillados y de este modo, poder salvarse.

Fuente: okdiario.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *